lunes, 23 de enero de 2017

SHIN GODZILLA ( Shin Gojira 2016 Hideaki Anno y Shinji Higuchi)

Godzilla reaparece de nuevo para reventarlo todo a su paso ¿Que por qué? Por que sí  ¿Acaso necesita algún tipo de coherencia este monstruo de destrucción masiva? Aparece como aparece un desastre natural, un terremoto, la erupción de un volcán o un repentino tsunami.



La verdad es que es un placer volver a ver a esta bestia nipona resurgir de las aguas japonesas, y como es habitual y en esta peli queda en entredicho una vez más, la estupidez humana hace acto de presencia ante algo que no pueden manejar. Godzilla emerge fruto de la fisión de la energía nuclear aún sin evolucionar, y cual colosal pokemon, va mutando hacia una criatura de nivel y poder superior. La película haciendo eco del estado de crisis que se vivió en el pasado desastre de Fukushima y las detonaciones de las bombas de Hiroshima y Nagasaki ,Godzilla aparece como una nueva amenaza dispuesta a arrasar cuanto se ponga por delante.

En definitiva ¿Qué me ha parecido Shin Godzilla? Pues bien, a ratos espectacular y a ratos algo aburrida. Las reuniones de los ministros en estado de emergencia tomando las decisiones necesarias para ver cómo afrontar esta nueva amenaza llegan a cansar, y ese deseo inicial de no querer que cunda el pánico es totalmente absurdo e incoherente. Godzilla nada más salir del mar ya empieza a demoler edificios a su paso con las consiguientes bajas civiles, y aquí las altas esferas aún valorando a qué escala de amenaza se enfrenta el pueblo japonés.

Godzilla abriendo paso por las calles mientras el gobierno piensa qué puede hacer
Una vez que deciden finalmente desplegar la fuerza del ejército (y esto no ocurre hasta el minuto 40 de la película) es cuando la cosa empieza a ponerse interesante. Tras detonarle todo tipo de bombas y ver que es inmune a prácticamente todo, y que para colmo Godzilla parece alimentarse de todo tipo de energía nuclear que le echen, es cuando este desata su descomunal poder. Godzilla tras su característico rugido elefantiásico comienza a soltar chorros de energía destructora seccionando edificios y haciendo arder las calles. Nada parece poder detenerle ¿Qué opciones tienen los japoneses ante un Dios de la destrucción así? Menos mal que siempre están los amigos americanos dispuestos a echar una mano como salvadores del mundo una vez más. Pero los americanos lo quieren hacer a su manera, y no es otra que reventar bombas termonucleares en japón para poder parar a Godzilla, algo que los japoneses no están dispuestos a volver a presenciar. Demasiado sufrimiento vivió ya en el pasado como para soportar algo así de nuevo. 

Luchando contra Godzilla desde ¡Un ordenador!

Shin Godzilla me ha parecido algo irregular. Por un lado los efectos especiales son espectaculares. Es realmente impactante ver la vasta potencia de destrucción que tiene Godzilla y ver como van callendo los edificios uno tras otro mientras los pobres ciudadanos japoneses huyen como pueden. En ese aspecto le doy un sobresaliente, porque al fin y al cabo es lo que uno quiere ver cuando ve una película de Godzilla. Pero por otro lado, todo el tema del gabinete de crisis, y toda la carga moral, ética e incluso política que tiene la película me resulta algo aburrida. Higuchi y Anno han querido crear una película tan realista que tiende al aburrimiento. Es como cuando le meten demasiado drama a una peli de superhéroes ¡Leches, yo quiero ver acción y que comience ya la hora de las tortas! Pero vamos, se deja ver y Godzilla es impactante, aunque me esperaba más caos y destrucción durante todo el metraje. 

He echado en falta algo más de la ingenuidad del las películas clásicas de Godzilla. Los efectos CGI crean imágenes de impacto que sirven muy bien para ilustrar a este gigante montruoso abriendose paso por las calles, pero los trajes de goma y las maquetas de cartón piedra tenían su aquel y uno pasaba por alto cualquier defecto e incoherencia del guión. Quererle dar tanto realismo a esta película hace que uno se fije más en lo coherente de todo el contexto. No es más que una puesta al día del género Kaiju Eiga que promete una saga. Seguramente si eres fan de Godzilla te quedes con ganas de más.



4 comentarios:

  1. Personalmente creo que los terminos "kaiju" y "realismo" son como el agua y el aceite... pero ya sabemos todos que la pandemia del hiperrealismo se ha extendido en el mundo del cine y ya no hay cabida para trajes de goma.
    Aun asi, tengo ganas de verla. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, la goma ya no tiene cabida en el cine hoy día. Eso hace que tenga más valor visual lo retro. Merece la pena ver Shin Godzilla, aunque sea desde un enfoque más "serio".

      Gracias por comentar Periko ;D

      Eliminar
  2. Esta película fui a verla con muchas ganas pero mientras iba pasando el tiempo más me iba aburriendo. Las escenas del primer godzilla son desternillantes, con un monstruo que parece que le falta un hervor, me resultó muy simpático. Una vez que evoluciona al godzilla que todos conocemos la peli se puso más seria en lo que se refiere a los efectos especiales y las explosiones que son estupendas.
    Ahora bien las partes de las charlas de los comités son insufribles, vamos un aburrimiento en toda regla, una pena porque si le recortas el metraje innecesario de multitud de debates esta película hubiese ganado muchos enteros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo Beaches. Las partes en las que sale Godzilla muy bien, pero sale en pocas escenas si lo comparamos con la cantidad de escenas de reuniones de comité de crisis. Llega a cansar, sí.

      Un saludo!

      Eliminar